5-habitos-saludables-si-eres-un-emprendedor-freelance

5 hábitos saludables si eres un emprendedor freelance

Todos, jefes y emprendedores, estamos de acuerdo en las ventajas de trabajar desde casa, un café o bajo tus propios horarios. Sin embargo, la vida del freelance es tan heroica como azarosa cuando se trata de contar con el rigor o responsabilidad necesaria para llegar a fin de mes. Toma nota de algunos de estos consejos del blog Primate y, si quieres, cuéntanos cómo lo haces para sobrevivir a la vida del freelance.


Trazar una raya en la arena

El principal desafío es tu entorno. Si no cuentas con un espacio predeterminado, estás bajo el riesgo de integrar demasiado la pega con las horas laborales. Así es como escribir el código de un programa antes del desayuno, redactar un texto o los resultados de una asesoría hasta la madrugada en la cama. Incluso hacer llamadas laborales en pijama, es algo que pone a prueba tu estructura profesional. Es un desafío mayor que, al resolverlo, te permite poner barreras a la parte de tu vida que es trabajo y a tu tiempo libre o de familia.

Nutre bien tu creatividad

Otra paradoja es que, pese a estar en total disponibilidad de tus horarios, terminas descuidando tu alimentación. Como en cualquier otro trabajo, el desayuno es fundamental, pero en lugar de aprovechar el ahorro en desplazamientos, muchos no ven el desayuno y el almuerzo como prioridad “entrando a picar” a primera hora con el trabajo pendiente . Si dedicas tiempo de calidad a alimentarte también con calidad, el resultado de tu trabajo será óptimo.

Cambia el camino a casa

Si necesitas un cambio más forzoso de hábitos o de ambiente, puede ayudarte buscar un nuevo lugar de trabajo donde encuentres comodidad, tranquilidad y otros servicios. Afortunadamente hoy cuentas con bibliotecas gratuitas con WIFI, cafeterías, salas comunes de edificios públicos y otros coworks si puedes costearlo mensualmente. Incluso el Banco Santander ha innovado con su Work Café, un cowork libre que integra espacios para trabajar, hacer negocios o simplemente leer mientras tomas un buen café.

Mente sana en cuerpo sano

En el trabajo de oficina, se suelen realizar por ley “pausas activas” para que el sedentarismo o la mala posición no termine convirtiéndose en un problema físico que – a la larga- costará tiempo y dinero al empleador. Si eres tu propio jefe, ¿por qué no cuidar tu principal herramienta de trabajo?. Levántate cada una hora de tu asiento y ejercita los músculos con un buen tutorial de Youtube. Recurre a una alarma del celular si es necesario. Caminar ida y vuelta a la biblioteca con WIFI o crear tu propio equipo de babyfutbol (¿qué tal “Los Freelancers” Fútbol Club?) para pichanguear de vez en cuando aumentará tu capital social y mantendrá la maquinaria funcionando en perfectas condiciones.

La falacia del superhombre

Ojo con la atención al trabajo, sus derivados, los favores pendientes, los agregados del hogar o atender tu celular para cada mención en redes sociales es un camino seguro hacia el “burn out”. Cuida tus neuronas, tu tiempo y concéntrate bien en una sola cosa a la vez para que tu desempeño sea el de los viejos clásicos. No caigas en el engaño del “multitasking”: eres un trabajador formidable, pero no un Smartphone capaz de hacer mil tareas simultáneamente. Recuerda que hasta lso equipos más sofisticados tienen una corta vida útil.

Otros Pro tips de Freelance.com

  • Hacer la pausa para una llamada telefónica es una forma perfecta de evitar mantenerte en tu asiento todo el día. Puedes programar el celular con una alarma para pararte y ejercitar los músculos cada una hora o comer algún snack saludable.
  • Puedes evitar el agotamiento visual con la regla del 20-20-20: Tras 20 minutos de mirar la pantalla, mirar hacia otros objetos a 20 metros de distancia y contemplarlo durante 20 segundos.
  • Está comprobado que llevarse el teléfono o el computador a la cama retarda la producción de melatonina necesaria para inducir el sueño.
  • Si puedes, invierte en una silla ergonómica o formas de trabajar de pie para no dañar el tono muscular de cintura y piernas por estar todo el día sentado. Entre otros beneficios, te permitirá mover y flexionar fácilmente los músculos del cuerpo; mantener la sangre circulando y contar con un cerebro mejor oxigenado y creativo.

 

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados